Hoy abordaremos el tema de las particiones y la forma en que les podemos sacar provecho.

Vivimos trabajando o estudiando, de un lado a otro, utilizando nuestras computadoras como asistentes en el desarrollo de nuestras tareas diarias, pero ¿Qué tan al pendiente estamos de la seguridad de nuestros datos?. Si no es ya hasta que el sistema operativo o el disco duro nos empieza a dar problemas es cuando nos preocupamos sobre que pasara con nuestra información almacenada, y como la recuperaremos.

Ahora bien existe una forma que no es común ver en la vida diaria de las personas y es el tener dos o más particiones del disco duro, ya sea por desconocimiento, la poca preocupación u otras razones. Pero tener dos o más particiones en un mismo disco duro puede tener sus ventajas y las explicaremos a continuación.

Respaldos

Podemos utilizar dos particiones, una que sea la principal (ejemplo C:) y otra que sea un respaldo (ejemplo D:), en la primera estará almacenada toda la información del sistema operativo, y los programas que utilicemos, mientras que en la segunda podremos guardar archivos que nos sean importantes, ya que la forma en la que trabajan las particiones, nos da la oportunidad de que si una partición se corrompe, es infectada por virus, o pierde el formato, y en todo caso ya no podemos acceder a los datos dentro, aun así podremos seguir accediendo a las demás particiones, y eso nos brinda la oportunidad de poder conectar el disco duro a otra computadora, acceder a la partición con el respaldo y así poder recuperar toda esa importante información, en vez de estar batallando con recuperar la información de una partición dañada, que muchas veces es difícil, caro o inclusive imposible.

Sistemas operativos

Otra ventaja que tenemos es poder instalar más sistemas operativos en la misma computadora, tener por ejemplo Windows 10 y Ubuntu (Dual boot) instalados en el mismo disco duro y poder decidir a cual acceder, nos da más posibilidades, por ejemplo, si el otro sistema operativo sufre algún problema, aún podremos seguir accediendo desde el otro sistema operativo a los archivos de respaldo y así no tendremos que recurrir a otra computadora, o poder hacer uso de las bondades de un sistema operativo basado en Linux, al mismo tiempo que utilizar Windows.

Las desventajas

Así mismo, no todos es miel sobre hojuelas, también tenemos un inconveniente, y es que si el disco duro empieza a presentar daño físico, o se llegue a corromper la tabla de particiones, nos veremos en un apuro, ya que probablemente se vean afectadas las particiones, y no podamos recuperar la información. Por lo que siempre recomendamos estar al pendiente de los indicios que puedan señalar algún futuro fallo en el disco duro, como sonidos extraños y fuertes provenientes del disco, o analizarlo con algún programa que pueda decirnos su estado actual.

Esperamos esta información les haya sido de ayuda para tomar consideraciones sobre cómo las particiones pueden ser de utilidad aun en la vida cotidiana, más pensando a futuro que al momento.

Un saludo a todos nuestros lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *